que tipo de inversores necesitas

¿Qué tipo de inversores necesitas?

Seguro que has iniciado tu desarrollo con telarañas en los bolsillos. Es normal, no te preocupes. La cuestión es que consigas acabarlo, y que al menos hayas conseguido rellenarlos lo suficiente para seguir adelante. Para eso necesitas gente que crea en tu proyecto y que te apoye, necesitas buscar inversores para tu videojuego. Voy a explicarte brevemente, las fases del proyecto y en qué momento intervienen algunos de los principales tipos de inversores.

Fase Inicial

El primer esfuerzo debe ser tuyo y de tus socios/amigos si es que no arrancas en solitario. Es vuestro proyecto y debéis apostar por él. Analizar qué es lo básico que necesitáis para arrancarlo. El segundo grupo de inversores, es lo que se conoce como FFF (Friends, Family, and Fools) Parte del círculo más cercano, familia y amigos, quien pueda os apoyará y será el empujón necesario para poder seguir adelante. Además, están los locos, aquellos que consigas convencer para apostar por tu videojuego sin esperar inicialmente nada a cambio. A partir de aquí, la cosa se complica.

Semilla

En este estado del proyecto, la opción más recomendable son las Incubadoras, sin demasiado riesgo para tus intereses y con bastantes ventajas. Son empresas que buscan proyectos innovadores y con probabilidad de éxito, a las que acompañan durante su crecimiento ofreciendo ventajas como coaching, espacios de networking, capitalización y asesoramiento constante. Suponen un respiro a nivel de costes, sólo el poder de disfrutar de espacios de trabajo es un gran ahorro. El mentoring y la red de contactos de inversores de las que suelen (y deben) disponer, son un aliciente. Además muchas de estas empresas tienen acceso a clientes, con lo que se pueden abrir posibilidades de ampliar tu ámbito de negocio como desarrollador.

Crecimiento

¿ A qué estudio no le gustaría contar con un Publisher? Dejémonos de romanticismos. Si cuentas con una buena idea, y material para seducir a un Editor, habrás dado un paso de gigante. La parte empresarial importa, pero algo menos, buscan nuevas IP´s que aumenten y den calidad a sus catálogos. Son inversores que saben lo que se hacen. Pueden adquirir mayor poder sobre tu videojuego de lo que te gustaría, aunque hay formas contractuales de minimizar este riesgo. En ocasiones invierten únicamente para retirar a su competencia de conseguir determinados videojuegos. Sin duda es una oportunidad que debes buscar. Eso sí, siempre debes mantener tu integridad y espíritu independiente en la mayor medida. No se trata de venderse, sino de aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

Expansión

Esto ya son palabras mayores. Si ya has conseguido comercializar tu videojuego y obtener éxito en ventas o cierta relevancia en el mercado, vas a llamar la atención y cuentas con números para ser más atractivo. Quizás ya puedas llegar a elegir a tus compañeros de viaje. En esta fase, pueden aparecer los Fondos de Inversión. Hablamos de empresas que gestionan grandes capitales de diversos inversores. Estos fondos buscan una alta participación en las empresas en que entran a formar parte, para poder tomar decisiones empresariales. Sin duda, es una opción muy interesante ya que aporta estabilidad económica, aunque estarás sujeto a un control financiero exhaustivo.

 

Como anexo, te quiero comentar algo importante y sobre lo que tal vez has oido hablar, las Rondas de Financiación. Básicamente indica el momento en que es recomendable salir al exterior en busca de capital::

  • A: Si ya cuentas con un equipo de trabajo estable y comprometido, un proyecto en desarrollo, un plan de marketing y de viabilidad financiera y ya habéis generado ingresos (¡enhorabuena!) aunque no beneficios, es el momento de salir ahí fuera. Esta ronda de financiación es la que va a permitir estabilidad económica  y un paso adelante fundamental, los beneficios. Seguramente habrás oído hablar de los Business Angels. Son algo así como los Medici actuales. Buscan proyectos emergentes/startups interesantes en los que invertir capital propio. Estos inversores, pueden aportar además de dinero, sus conocimientos y red de contactos para garantizar los resultados, lo cual es incluso más valioso. Sin duda son un buen acompañante para la fase de crecimiento.

 

  • B: Una vez se entra en beneficios la cosa pasa a mayores. Se trata de aumentar la rentabilidad, para lo cual es necesario un empuje de capital mayor con el que optimizar los recursos del estudio y dotarle de mayor valor. Empresas como las de Capital riesgo entran en escena. Las empresas de capital riesgo invierten durante un periodo determinado, en el que pasan a poseer participaciones de la sociedad invertida. Son muy influyentes (y exigentes, por experiencia te lo puedo decir) en la toma de decisiones empresariales. Buscan una rentabilidad de su capital invertido no menor al 10% Generalmente se mantienen en el capital en periodos de uno a tres años, o el tiempo suficiente para recuperar su inversión. Cruza los dedos para que las cosas vayan bien y estudia bien los contratos de salida en caso sobre todo de que las expectativas no se cumplan. Son una excelente oportunidad para una etapa de consolidación, pero como todo, tiene sus inconvenientes.

 

  • C: Si llegas aquí ¡llámanos para invitarnos a una mariscadaPara encontrarte en este punto, eres poco menos que Rockstar Games. Has entrado en una fase de rentabilidad muy alta y has llamado la atención en los mercados financieros. Probablemente alguien querrá hacerse con el 100% o el 51% de tu empresa, es decir tomar el control. Esta etapa indica por ejemplo, una posible incorporación a la Bolsa, pero lo podemos dejar aquí, que para hablar del IBEX o del Nikkei hay tiempo…

 

Antes de acabar, te dejo un par de reflexiones muy importantes. Tu proyecto no debe ser sólo viable, tiene que ser invertible. Una vez obtenida la financiación, adquieres bien mediante contrato y por ética, el compromiso de utilizar el dinero con coherencia. Sé consciente que quien ha apostado por ti quiere obtener una retribución. Maneja tus recursos de manera estricta y responsable (contempla todas las partidas: nóminas, seguridad social, licencias, alquileres, equipo,etc…) Cumple los timings. Contrata sólo a quien necesites (sobredimensionar puede ser tan malo y peligroso como el crunching) Los costes de los trabajadores son lo más importante a cumplir, una responsabilidad y la mayor partida económica para una empresa en la mayoría de casos.

Por útimo, mantén siempre el mayor control posible sobre tu IP. Busca asesoría legal (datalawyers por ejemplo) para garantizar que seas dueño de tus decisiones, la financiación no debe suponer una pérdida de derechos, debe ayudarte a garantizarlos.

 

¡A por ellos!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email